Método Cre@ctivando®


Cre@ctivando® es un método innovador e interdisciplinar desarrollado por María Elena Mexía, y que tiene como objetivo estudiar, investigar y desarrollar la interpretación escénica a través de la sanación energética-cuántica. Su soporte es el cuerpo humano en los planos energético, emocional, mental y espiritual. Tomando los principios de la sanación cuántica y las artes escénicas tradicionales, Cre@ctivando® intenta hacer comprender al alumno la importancia del equilibrio físico- mental a la hora de llevar a cabo su práctica, fortaleciendo sus capacidades y descubriendo su potencial personal.

Para ello, el método explicita el conocimiento detallado sobre el uso de la energía y las emociones. Así, se consigue desarrollar y activar la capacidad de crear e interpretar libremente, eliminando el alumno muchos arquetipos, hábitos y creencias que bloquean la creatividad y la autoestima del artista.

El método Cre@ctivando® está destinado principalmente a artistas (cantantes, actores, etc.), pero también para todas aquellas personas que necesiten transmitir en público y necesiten conseguir un equilibrio físico-mental-emocional.



EL PROCESO DE TRABAJO
(SACADO DE UNA PEQUEÑA PARTE DEL MANUAL BÁSICO DE CRE@CTIVANDO)


1. Análisis mental de las emociones de un texto, personaje o aria.

El alumno tiene que sentir las emociones como energía, conocer dónde vibran, qué densidad tienen y que le hace sentir. En esta fase aprenderá a ver como el texto decide que emociones son las primarias, y si hay sub-emociones que necesitan desarrollo. El alumno además se dará cuenta de si hay puntos de anclaje importantes de interpretación que necesitan fijarse físicamente o un punto de transición. Una de las premisas básica es que debe ser fiel a la partitura o texto original.

2. La forma, el equilibrio y el ritmo

El alumno tendrá que buscar el carácter e identidad del rol en estas formas de emociones analizando si está usando automatismos que no necesita. Así será consciente de que cada movimiento tiene que ser útil a la interpretación e idea que va a desarrolla. Al buscar las formas y el ritmo deberá estar conectado con los demás elementos de trabajo (piano, contexto, etc.). Mientras trabaja en esa en anulación de lo primordial en los discursos aparentemente tradicionales, para “escuchar” la base que apoya y acompaña su trabajo. ¿La idea que está desarrollando está ligada a la tradición? ¿Te limita en tu desarrollo creativo de tu lenguaje personal? Estas son algunas de las preguntas que el alumno tendrá que hacerse, mientras limpia automatismos e ideas de una tradición que no tengan base la interpretación personal. El alumno también, deberá analizar si se trata de bloqueos físicos, mentales o emocionales, rompiendo esquemas, creencias y hábitos.


3. Los sonidos

Esta fase es la búsqueda de las emociones en el sonido. La esencia de la intención de aquello que estás diciendo es el mensaje debe transmitir desde su alma. Ya que el cuerpo actúa como una máscara que interpreta la emoción, tu alma necesita el desapego de esas emociones para dar un mensaje preciso en la intención. La motivación de la intención en el color vocal se convierte en el signo más claro de interpretación personal. En el color vocal está la esencia de aquello que no se puede explicar en forma o palabras, sino que se transforma en vibración y que sólo se comprende a nivel álmico. Enseñaremos al alumno tener la intención para hacer “efecto” en aquellos puntos de las personas que necesiten ser sanados o abiertas a la conciencia.

4. La unión

Después de todo el proceso queda la interpretación personal. Esto lo logrará el alumno una vez aplique la limpieza y el desarrollo de los puntos de anclaje, de las formas y sonidos con el texto. Es aprender a usar sólo lo imprescindible. El alumno deberá analizar si quedan rastros de automatismos y puntos “vacíos”. Todo lo que existe ahora es “nuevo”. En este proceso que es la superación personal hay cambio, hay identidad, hay seguridad y confianza plena al dejar el control aparente y fluir con la inspiración —energía directa de la Fuente—. Es la puerta de la Creatividad donde los puntos de anclaje se desarrollan para producir el mensaje, donde se recupera energía y donde se advierte la esencia del artista como único en su arte.


Estas 4 fases, aparentemente son simples de seguir, pero en cada una está la clave de sanación de cada artista, para continuar en la siguiente fase y poder conectar con su alma. Este método es un proceso de sanación, superación de bloqueos y de abrirse a la conciencia. Sin la eliminación de bloqueos a todo nivel y sintonizaciones, las fases quedarían vacías y sin esencia, y el artista no podría enfocarse en su Verdad y obtener tan rápidamente los resultados.


Mail de contacto: metodocreactivando@gmail.com



También estamos en